Cómo funcionan los Aceites Esenciales en el cuerpo

Debido a la diminuta estructura molecular de sus componentes, los aceites esenciales son extremadamente concentrados. Una gota contiene 40000000000000000000 (CUARENTA MILLONES DE BILLONES) de moléculas. En nuestro cuerpo tenemos 100000000000 (CIEN BILLONES) de células. Entonces, una gota de aceite esencial contiene suficientes moléculas para cubrir cada célula de nuestro cuerpo con 40000 (CUARENTA MIL) moléculas.

Tengamos en cuenta que sólo se necesita una molécula para abrir un sitio receptor en la célula y comunicarse con su ADN, de tal manera que se corrija la función de dicha célula. Entonces es fácil comprender como una gota o una pequeña cantidad de aceite en el aire puede causar un profundo efecto en el cuerpo, el cerebro y las emociones.
Los aceites esenciales son mezclas naturales de decenas y hasta cientos de constituyentes conformados en su totalidad por carbono e hidrógeno, y a veces también oxígeno. Todos los aceites esenciales se componen principalmente de una clase de compuestos orgánicos formados con “unidades de isopreno”. Su peso molecular es de sólo 68 UMA
Fenoles y fenilpropanoides
Hay decenas de variedades de fenoles y los fenilpropanoides. Si bien los fenoles crean condiciones donde los virus y las bacterias enemigas no pueden subsistir, la función más importante que llevan a cabo con los fenilpropanoides es la de limpiar los sitios receptores de las células. Sin sitios receptores limpios, las células no se pueden comunicar y el cuerpo funciona mal, lo cual resulta en una enfermedad.
Monoterpenos
Existen aproximadamente 2000 variedades de monoterpenos, que se encuentran en la mayoría de los aceites esenciales. Son compuestos que contienen dos unidades de isopreno, con un peso molecular de 136 UMA.
Además de ofrecer distintas propiedades curativas, la capacidad más importante de los monoterpenos es que pueden reprogramar la información mal escrita en la memoria celular (ADN). Si tienen una codificación incorrecta en su memoria, las células funcionan mal y ocurren enfermedades, incluyendo las letales.
Sesquiterpenos
Existen más de 10000 tipos de sesquiterpenos en los aceites esenciales. Son compuestos que contienen tres unidades de isopreno, con un peso molecular de 204 UMA.
Las moléculas de sesquiterpeno proporcionan moléculas de oxígeno a las células, como la hemoglobina lo hace en la sangre. Los sesquiterpenos también pueden borrar o desprogramar los códigos mal escritos en la memoria celular. Se cree que los sesquiterpenos son especialmente eficaces contra el cáncer. La explicación es la siguiente: El problema principal de una célula cancerosa es que contiene información errónea y los sesquiterpenos pueden eliminar esa información tergiversada. Al mismo tiempo, el oxígeno que transporta el sesquiterpeno crea un ambiente en el cual las células cancerosas no se pueden reproducir. Por lo tanto, los sesquiterpenos atacan a las células cancerosas de dos maneras: deshabilitando su mal comportamiento codificado y deteniendo su crecimiento.
Triple Impacto
La poderosa combinación de Fenoles, Monoterpenos y Sesquiterpenos que se encuentra en los aceites esenciales, es probablemente uno de los principales aspectos responsables del poder terapéutico tan conocido por quienes los han usado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario